viernes, 16 de diciembre de 2011

Diciembre 16, 2011 Amanecemos con 13 grados de temperatura y un vientecito frío... ¿me quedo en la cama a flojear, o me lanzo a bicicletear? Me lanzo a la calle con mi gran bicicleta Fuji y mi perra Xalli... ella da dos vueltas, lo que equivale a 5k, corriendo. Yo en la bici, hago 10k, cuatro vueltas. Después de dejar a Xalli, ví una parvada de 6 aves grandes, con las alas extendidas miden aproximadamente un metro y medio. Son negras y el pico amarillo tiene una franja roja. Cuando las alas están extendidas, desde abajo se observan algunas plumas grises. NO sé a qué fammilia pertenecen, pero parecieran aves de rapiña. Pude tomar fotos y un video, no me permitieron acercarme, estaban posadas en una barda a la orilla de un arroyo, pero a 20 pasos de ellas se fueron volando, las asusté. El día tan nublado y tan fresco, el inicio de vacaciones y la navidad tan cerca, y yo viendo aves magníficas, grandes e imponentes.
">

sábado, 10 de diciembre de 2011

Háblaliapablo

Cuando éramos unas niñas casi, creciendo de prisa, en esos juegos adolescentes que mucha gente conoce pero casi nadie cuenta, nos aficionamos a hacer llamadas telefónicas a un grupo de jovencitos conocidos. Eran tiempos en que tener un aparato telefónico era asunto de poder económico, no todo el mundo tenía teléfono, y pensar en identificadores de números telefónicos era cosa del futuro. No puedo decir con fidelidad si nos gustaban ellos o no, si el fin de las llamadas era el ligue o no, pero lo cierto es que incluía un sinfín de situaciones divertidas y chuscas. Guardábamos nuestra identidad, construyéndonos una diferente. ¿Cómo unas niñitas tan bien educaditas iban a llamar constantemente, preguntando, conociendo, según nosotras, jamás provocadoramente, sino desde la inocencia, acerca de lo que a los muchachos les gustaba, acerca de lo que hacían, aquello que preferían? Estábamos tratando de descifrar el mundo masculino, antes de entrar en él. Estábamos tratando de confirmar nuestras identidades femeninas antes de que alguien nos dijera si eso era apropiado o no. Estábamos jugando. Conociendo, aprendiendo, exprimentando, buscando. Creciendo. Como alguien se llama Nora, pero se cambió el nombre a Dinora, una vez uno de los chicos le preguntó a L.: ¿Tú conoces a Paty? Y ella le contestó: pues yo no, pero Nora sí. Uf, queriendo guardar en secreto los nombres reales, salían a relucir siempre. Otra vez, alguien que en realidad se llama Lidia, le dice con mucha seguridad: habla Li... Al darse cuenta de su error, trató de componerle, le dijo: háblaliapablo... En cierto momento, nos sentimos descubiertas. Pasaba por las calles de la colonia un afilador de cuchillos, con un silbato particular. Decíamos que vivíamos en cierto lugar, mintiendo, y al escuchar el silbato, uno de ellos dijo, ah... Ya sé quien eres, vives aquí, y le demostró la cercanía por el sonido escuchado. Yo no estoy segura de si ellos supieron o no quiénes éramos, ni sé lo que pensaban de nosotras, pero sé que también esperaban las llamadas, porque anunciábamos con certeza: te llamo mañana a las cinco. A las cinco ahí estaban listos para recibir la llamada. Ellos insistían en vernos, en tratar de conocernos, no recuerdo que nunca dijeran una grosería, una palabra usada en doble sentido o algún atrevimiento. Aunque tal vez su pensamiento les traicionara, como dice Agustín Lara, eso no es lo relevante. Lo relevante es que de todos modos les aventajábamos: atrevidas, les llamábamos; valientes, nos aventurábamos en sus mundos; seguras, preguntábamos y construíamos un mundo ficticio para que no invadieran nuestra privacidad, mientras invadíamos la de ellos. Con el paso de los años, descubrimos nuestros secretos, nos divertimos de nuestras hazañas, gozamos de nuestra ingenuidad y aventuras. Fuimos felices y seguimos compartiendo secretos, aventuras y la vida.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

BODA

A principios del 2011 mi hija anunció que se casaba, pero no fué sino hasta agosto en que ella y su novio iniciaron los trámites para la boda. No podría precisar cuántos detalles cuidaron los dos, pero la ceremonia civil estuvo muy bonita, cada momento fué realmente especial. Para llegar a esa fecha, pasaron largos ciento veintitantos días donde no había consulta, pregunta o advertencia respecto a la boda. Yo ayudé en todo lo que Lucinda me pidió, y si más hubiera solicitado, más habría dado. En el inter, hicimos una merienda en la casa de mi gran amiga Nora, fuimos en petit comité las amigas mas cercanas, mis hermanas Beatriz y Aurora y yo. Después hicimos una despedida grande, en el restaurante del museo Marco, con muchas amigas. Tuvimos una bella mesa de postres, regalo de Ana María, la mamá del novio. Lucinda y Lalo decidieron que la boda sería en un jardín, que tiene unos árboles centenarios, corre un riachuelito en el centro y acomodaron un lindo puente que lo cruza. Muchas flores y como marco de la ceremonia, una barda cubierta con enredaderas. Le acomodaron unas rosas blancas, muy precioso el lugar. Primero, a las 12 del mediodía, llegó la jueza y les preguntó si realmente querían casarse, si iban por su propia voluntad. Les habló muy pero muy bonito. Les dirigió un trocito de un poema de Jaime Sabines y posteriormente leyó otro trocito que Lucinda eligió, también de él. "¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, mi es poco, es bastante. En una semana se pueden reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están están entre dos gentes que no se dicen nada. Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: "qué calor hace", "dame agua", "¿sabes manejar?,"se hizo de noche"... Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho "ya es tarde", y tú sabías que decía "te quiero"." ¿no es hermoso? Ella llamó a los padres del novio y a Ricardo y a mí, firmamos las actas, que fueron 4, y nos felicitó a todos, nos tomamos una foto familiar, los que firmamos, mis hijos, la hermana de Lalo, su esposo y sus hijos. Después pasamos a un brindis, brindamos por la felicidad de los novios. Luego pasamos a tomar unos martinis, aceitunas, queso y cerezas. Luego nos pidieron que pasaramos a la mesa que nos tocaba, yo me sentía muy orgullosa de decir: "soy la mamá de la novia" llegamos a la mesa principal, con 12 sillas. Nos sentamos como quisimos, a un lado de la novia nosotros y a un lado del novio sus papás, hermana, cuñado y niños. También estuvo Nadia y Manuel con Manuelita en esta mesa. Nos dieron de comer una entrada de queso bañada con tres salsitas diferentes sobre unas galletas saladas. Después vino una crema muy rica, posteriormente un plato con filete de res bañado con una salsa de chipotle y ave en salsa de mostaza. Arroz y unas verduritas finamente cortadas. De postre un helado sobre chongos zamoranos, yo estuve tomando cerveza, había Tecate y Stella Artois. Tomé de las dos, para no ser excluyente. Durante la comida, la selección musical estuvo a cargo de Lucinda, y después de la comida, Lalo y ella bailaron LOVE, interpretada por Nat King Cole, muy bonito!!! Después yo bailé con Lalo y Ricardo con mi hija. Este momento fué muy lindo, y a pesar de que no somos bailarines profesionales ninguno, nos salió muy bonito y Lucinda le dijo a Ricardo que ya habían inventado un paso nuevo. Luego Lalo bailó con su mamá y el papá con mi hija. Luego bailamos las tres parejas. Después todo el mundo subió a bailar y nos divertimos hasta las 8 de la noche. Nos fuimos corriendo a dejar a Manuela, Beatriz y Aurora a la Linda Vista. Llegamos a la casa de Lucinda justo con los músicos norteños, el menudo, las sillas y mesas y un aironazo que se soltó en ese momento. Nos pusimos a cantar, a bailar y a tomar más cerveza y a comer menudo. Fueron mis grandes amigas, los grandes amigos de Lalo y los grandes amigos de Lucinda. Llegaron los papás de Lalo y estuvieron un rato, nosotros nos quedamos hasta las dos de la mañana y creo que nos fuimos porque ya era muy tarde, todos y todas estábamos ya muy cansados. Lucinda y Eduardo salieron de viaje en la madrugada, nosotros nos quedamos en la cama hasta muy tarde, por la noche fuí a ver a mis hermanas y sobrinas, me despedí de ellas porque regresaban a México y NY al siguiente día. Mi hija me llamó por teléfono desde Tokyo ayer y está muy contenta comiendo en los restaurantes sin zapatos, dice que las tiendas son "raras" y esperamos verles de regreso felices y contentos.

lunes, 31 de octubre de 2011

Calaveras

Para Eugenia

Organizando concursos andaba ocupada Eugenia
Leyendo afanosamente, acomodando sus libros
Cuando llega la calaca, busca que te busca, busca
preguntándoles a todos: ¿donde se encuentra la Maga?
¿alguien por aquí la ha visto?
Yo no, le dijo Gabyta…por aquí ella no ha pasado..
Yo menos, contesta Julia, hace rato no la veo…
La muerte no le da tregua, revuelve toda la casa…
Eugenia pide clemencia, llora, ruega, ofrece coima…
Nada, nada, no me compras, le dice seria la parca
Conmigo te vas, chiquita, que acá también hay tinteros,
Mejores plumas me llevo, que no cargue ora contigo…
Y así se nos fue Maguita, ya descansa en santa paz
Sus libros nos repartimos, sus zapatos y sus peines
A mí me tocó una ristra, muy agradecida estoy
De haber conocido a Eugenia, allá por el Uruguay.


Para Marcela Calderón
Entre pinceles y rosas, la pelona halló a Marcela
Haz tus maletas cariño, lleva un poco de fernet
Que al cielito con rueditas o sin ellas vas a dar
Vamos, vamos, corre, corre… que sin falta hay que llegar
Por allá haremos banquete, el churrasco al asador
Coca cola y un vasito para armar ese fiestón
Las calacas muy felices se pusieron a bailar
Cantaron y se embriagaron, ay qué felices están
Hoy extraño yo a Marcela, ya no sé con quién reír
Recordando a aquélla ingrata que se fue sin mas decir…


A Gaby Cuenteando
La pelona muy ufana, fue a dar a Filosofía
Recorriendo los pasillos, las alfombras levantaba
Por las ventanas fisgaba, por todas partes buscaba
Gaby, toda encarrerada, de frente se la topó
“Aquí viene la güerita, con ella yo he de cargar”
¿Dónde me llevas flacona, donde vamos a parar?
Al otro lado muñeca, iremos a merendar
En cristalería francesa, pastitas azucaradas,
Un tecito, unos bizcochos… todo dulce, todo lindo…
Hoy los gatos están solos, Darcy muy desconsolado
Ella feliz se lo pasa, nunca más va a trabajar
Haciendo unas galletitas de aquí hasta la eternidad




Para Bella

Bella, aquélla traductora, la recuerdas?
Era rubia, linda, smart…
Por ella llegó la parca, y sin consideración
La llevó con ella un día, desde entonces no hay función
Ay, pobrecita de Bella, si le gustaba el Feng shui,
Por lo mismo la calaca prometió muerte oriental
Así, muy armonizada al panteón ella fue a dar
Hoy aquí la recordamos, el manolo, GZ y yo
Le llevamos unas flores, cempazúchil a granel
Pajarillos pa la nena, que feliz se va a poner!!!



Para Carolina

Preparando vacaciones a Brazil quería llegar
La pelona oyó los planes “de esta tú no has de pasar”
Pero escuchóla Carola y rápido se fue a ocultar
Aquí no me hallas, dientona, nunca me habrás de encontrar
Oramos todas a Lucho pero no nos escuchó
Morena, te extrañaremos, siempre te he de recordar
Tus blogs, tu amor por los gatos y por Lucho, sí señor!
Hoy parece un accidente, lo que pasó es un misterio
Desapareció de pronto, en medio de un cementerio.




Para Ricardo

Ricardo nunca pensaba en la muerte, dios lo sabe
Pero la calaca un día sin dudarlo se lo lleva
al mas allá con sus libros, su laptop y sus taquitos

Ni modo querido mío, un día te he de encontrar
En otra vida, en el limbo habremos de ir a pasiar
A disfrutar otra vida que al cabo no ha de faltar
Por lo pronto, canta y baila que te tienes que entrenar
Porque en la otra vida, lindo, lo que exigen es bailar
Siempre te recordaremos, siempre habremos de extrañarte
Por tus buenas cualidades hasta chayito te llora
Pero descuida carnal, que nunca estarás solito
Allá está Licha y Julita que te acompañen manito.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Infancia es desatino


¿Y cómo no queremos que las costumbres maternalistas se forjen en la infancia si lo primero que les damos a las niñas son muñecas?

Esta nenita toma biberón, aún no sabe hablar, se comunica de manera gestual, trae pañal, pero lleva a cabo de manera precisa la conducta de alimentar al bebé. Yo me pregunto si está realizando un acto como de espejo, de repetir lo que hacen con ella en la muñeca, o si está haciendo con la muñeca lo que ya inetriorizó y que implica alimentarla.

Son cosas diferentes e intentaré explicarme:
Repetir un acto de manera similar de la manera en que lo hace otra persona, aunque esa persona lo haga en tí (para tí) es la primera opción. Esto es una conducta imitativa.
La segunda implica representarse el acto secuencial de a) tengo hambre b) pido biberón c) mamá me lo prepara d) me acuestan y me lo tomo. Esto implica enlazar en una secuencia lógica a,b,c,d. Desde la necesidad hasta la satisfacción de la misma. En este acto está comprendido cierto nivel de conciencia, de representación de la acción, de memorización de la misma.

Independientemente de la elección de una opción o la otra para explicarnos por qué la bebita le da un biberón a su muñeca, lo que resulta impresionante es que antes de los dos años, que es el caso de esta niña, sea capaz de realizar un acto maternal siendo ella tan pequeña. Estas conductas son identificadas por el entorno como valiosas y la niña es recompensada por hacerlas. Ella -supongo- vuelve a realizarlas ya no solo como parte de su juego, que a esta edad -según J. Piaget- aún no es un juego simbólico, no es representativo, sino que le da gusto al grupo social, la mamá dice "ay qué linda, es su bebé", la abuela le dice: "tienes un bebé mijita?".

Si bien dudo que la ley dictada por Santiago Ramírez sea validada por estos actos, me inclino a pensar que la cultura impregna la construcción y moldeamiento de conductas identificadas como femeninas y como masculinas, según sea el caso y pues parece que esta niñita -como tantas otras- está(n) destinada(s) a cargar en la vida una(s) criaturita(s)... y su mamá, su abuela, el padre de sus hijos/as y todo el mundo muy feliz y muy contento.

Pobre niña. Pobre mundo sobrepoblado.

miércoles, 17 de agosto de 2011

In Memoriam



Para Gerardo Alejandro y Gabriel

Hablar de una persona querida que ya se fue, para dar cuenta de lo valiosa que era y de lo que hemos perdido, es por lo que hoy escribo estas líneas.

¿Quién era Ivonne Ríos?
Era una excelente persona, era una madre amorosa, era una preciadísima amiga.
En el mundo de la radio, de la locución, era una voz privilegiada, y más que eso, era una talentosa joven con amplios conocimientos sobre música.

Era apasionante entablar una charla con ella, porque casi no había grupo, artista, que no hartista, que desconociera. (Aunque todos conocemos a un hartista que se siente artista). Podías preguntarle mil cosas sobre un cantante, oldie, setentero, noventero o actual, y ella sabía qué canción grabó, con quién la cantó, en qué estudio se grabó, quién la compuso, y cuantas versiones había de esa canción. Igual sabía de diferentes géneros musicales, hago notar la disciplina que se autoimponía en el cuidado de su expresión, su dicción, su timbre vocal, el uso del aire al hablar, impecable. Definitivamente una voz melodiosa.

En ese mundo, la vida no es fácil. Ganarse la vida de la locución, es casi como pretender ganarse la vida de milagro. Valdría la pena preguntarnos el escaso valor asignado socialmente a algunas profesiones. Y es que esos valores están vinculados no solo con la expresión de la verdad, o de las verdades, de la manifestación de las ideas, sino que van mas allá. El mundillo de la radio está plagado de concesiones, de dimes y diretes y de las millonarias ventas por publicidad que tiene. Ese era un espectro de la vida de Ivonne, su dedicación casi como hobbie a la locución.

Ella empezó como locutora en diferentes estaciones de la localidad, pasó por Stereo7, estuvo en diferentes programas y en 2002 llegó a Frecuencia Tec y se instaló en el Sofá del Recuerdo, con sus intervenciones siempre atinadas y valiosas.

Hoy Ivonne ya no está entre nosotros, nos quedamos con su voz y muchos recuerdos. Su ausencia deja un espacio muy difícil de cubrir. Aunque dicen que en este mundo nadie es indispensable, ese dicho es un equívoco, además de vulgar. Nadie sustituye a otra persona. Siempre hará falta su presencia.

La relevancia de su partida no la da con quién tuvo hijos, y mucho me enoja que públicamente le den condolencias al hartista, sino la orfandad en que los deja. La pérdida es para su familia y la ausencia para todos nosotros.

Descansa en paz, querida Ivonne.

martes, 9 de agosto de 2011

BARATAS

Me encontré un pedazo de recuerdo al que le habían quitado el precio, pensando que ya no valía la pena... siempre es bueno acudir a las grandes ventas, porque nunca sabes qué cosas valiosas encontrarás. Buscaron con el scanner para saber a cuánto ascendía el costo de mi pedacito de recuerdo y una vez hallado, procedí a pagar muchas veces màs lo que habían mencionado, porque... vaya que es un recuerdazo!
Cuando salí del almacén, lo reuní con el resto de recuerdos entre los que oficialmente debía estar, a donde pertenece. Lo he recuperado!
Lo he vuelto a acomodar ahí en ese rinconcito donde solo yo sé que está.
Bienvenido a mí, recuerdito.... conmigo estarás de lo mejor...

domingo, 12 de junio de 2011

Duelos y luto

A dos años de consignar en un texto una de las primeras experiencias con granadas y balas de alto calibre ocurridas aquí en Monterrey, hoy, a diferencia de hace dos años, puedo decir que reconozco con facilidad el sonido de la explosión de una granada, identifico el ruido de balas de diferentes calibres, identifico plenamente cuando es un comando armado de civiles y cuando es uno de gendarmes.
A dos años de esa experiencia puedo contar con detalle lo que le ha pasado a amistades, vecinos o parientes en materia de inseguridad pública, además de las no pocas experiencias personales. No dejaré de hacerlo aunque múltiples voces insistan en la inutilidad de contarlo. ¿Cómo se escribe la historia? La historia no oficial es la que vamos consignando día a día quienes, preocupados y dolidos por la situación que vivimos, nos atrevemos a blandir nuestras plumas contra el ocultamiento de lo que va sucediendo.
Hoy contaré lo que le ha ocurrido a Apolinar. Él no es poeta, ni es doctor. Es un profesor nacido en la zona rural de Nuevo León, que con grandes dificultades ha estudiado y vive en uno de los municipios de la zona metropolitana.
Apolinar tiene familia regada por el noreste, y hace apenas dos meses le mataron a su hermano y a su sobrino. El hermano era cuidador de un rancho en Gómez Palacio, y su hijo le había llevado de almorzar cuando aparecieron los malandros molestos porque el dueño del rancho no quiso pagar cuota. Sin miramiento alguno mataron a los dos.
Apolinar no lo podía creer. Si su hermano era muy pobre, si tenía familia chiquita, si apenas ganaba para poder mandar a la preparatoria a su hijo mayor que ese día había salido temprano de la escuela y su mamá lo mandó a llevar el almuerzo a su papá. Ahí quedaron los dos. Sin ninguna explicación, sin ninguna excusa ni acompañamiento doloroso.
El martes de la semana pasada, Adán, otro sobrino de Apolinar, fue masacrado junto a dos compañeros de trabajo y su hijo. Los mataron porque les daban servicio a los del bando contrario en un lavado de autos, en Terán, Nuevo León. De la misma manera, la dificultad para entender lo que ocurre se finca en la pobreza de los muertos, en la juventud, en la injusticia e impunidad.
Hoy no hay tiempo para el duelo. Releyendo El Luto Humano, de Revueltas, encuentras la complejidad de sentimientos atados a la muerte, la muerte más muerte, la rivalidad y el dolor, y una gama muy amplia de circunstancias alrededor de la muerte. Hace casi sesenta años, dice Revueltas que los muertos entierran a sus muertos. Hoy no es distinto.
Hoy, los deudos hasta tienen que pagar tres mil pesos para que hagan un estudio de ADN para que les entreguen los cuerpos, porque no se sabe si la cabeza corresponde con qué otro trozo de cuerpo. La saña con que se manejan hoy los bandos contrarios, es inaudita. Propia de bárbaros. Hoy, tal vez te toque ver colgar gente viva frente a tus asombrados ojos y ser testigo de ejecuciones públicas. ¿Cómo reaccionar ante la dimensión inconcebible de torturas públicas y crueldad inconmensurable?
Si los efectos psicológicos que esta guerra está provocando en quienes la padecemos aun no se contablilizan, ni se han descrito, la evidencia de postergar el duelo por las muertes es palpable. La evidencia de contener la rabia, el dolor, el miedo, aunque ha sido descrita como producto de otros eventos bélicos, aún no se conocen los estragos que pueda provocar en nuestro entorno.
No han terminado de enterrar a un muerto cuando ya tienen que enterrar a otro, que por cierto tienen que hacerlo sin rechistar, a la carrera en muchas ocasiones, porque ahora todo se mueve al ritmo que marquen los que dominan el país. Supe de una señora que falleció de muerte natural y la fueron a enterrar a Los Ramones. Los que mandan dijeron que nada de ceremonias en el panteón. Esperaban el arribo de un muerto de su agrupación y despidieron a los familiares de la señora en menos de 15 minutos. Adiós llanto y dolor. Váyanse a su casa.
Hoy no hay tiempo para el luto ni el llanto. No el luto que conocimos hace apenas 10 años. Vestimentas de color negro, llanto, las casas silenciosas, no se encendía la radio ni la televisión, se lloraba a quien moría. Ahora, si te duele que te hayan matado a tu familiar, guárdate tu dolor, que hay cosas mas importantes qué hacer. Ni te asustes ni tengas miedo. Suficiente es tratar de continuar vivo, no hay tiempo para el sufrimiento.
Pareciera que los sentimientos humanos están desapareciendo de este pedazo de la faz de la tierra. Como si por decreto el dolor ya no existiera. Como si fuera tan fácil despedirse de la persona querida. Pareciera que nadie debe expresar dolor ante la pérdida. Pareciera que tenemos que esperar para llorarles.
Esperemos los efectos adversos de la guerrita que emprendió Calderón contra el narco, la que emprendió con el fin de legitimarse como presidente, lo que no ha podido lograr en casi cinco años ya. Él es el primero en demostrar que lo que ocurre a su alrededor: mas de cuarenta mil muertos producto de la guerra, no lo inmutan. Ni a él ni a su gabinete. ¿Qué tiene de raro lo que vivimos comparado con el más fecundo trabajo literario de ficción? No veo diferencia alguna.
Esperemos que cuando los efectos psicológicos adversos, producto de la guerra se manifiesten, tengamos profesionales de la salud mental a mano, y sanos, para que atiendan a los ríos humanos que han perdido a su padre, a su hija, a sus familiares más queridos, a sus vecinos, a sus alumnos, al compañero de trabajo, a la novia; que no saben dónde quedaron sus restos, que no saben si la persona está viva o no, que han sido testigos mudos de una crueldad sin límites, que han experimentado el miedo atroz de presenciar balaceras y asaltos, que han visto gente mutilada, colgada, desperdigada, cocinada.
Ahora sí ojalá que nos agarre ya no digo confesados tanta barbarie, sino al menos con energía en equilibrio, y ojalá que no nos toque vivir esas calamidades. Lo que seguramente está por venir, porque todo indica que aún no vemos lo peor.

jueves, 26 de mayo de 2011

Calamaro y Los Tigres del Norte

Los Tigres del Norte en MTV

Si el sueño de Bolívar y de Martí fue la unión de los pueblos latinoamericanos, si Allende en su último discurso a la nación lanzó un grito esperanzador por una sociedad mejor, si Benito Juárez proclamó la necesidad del establecimiento de límites para la convivencia internacional, y todo ello está aun por cumplirse, los Tigres del Norte, el grupo musical norteño, convocado por la firma MTV, al menos para un programa de televisión han logrado hermanarse con argentinos, puertorriqueños, colombianos y hasta con un poeta y rapero mestizo, además de engalanar (se) (a) con Paulina Rubio.

Ahora que se han proscrito los narcocorridos, la selección musical seguramente estuvo a cargo de censores profesionales, porque Los Tigres interpretan muchos, y fueron de los primeros en ensalzar y enaltecer vida y obra de numerosos narcotraficantes. Ninguno de ellos cantaron, ni siquiera cantaron las alegorías a los Salinas, como en las canciones El Circo o La Granja. Esas canciones estuvieron vetadas. Hicieron una tímida alusión cantando El Jefe de Jefes y Camelia la Texana, protagonistas de la prehistoria del narco, porque con lo que ahora hemos testificado, esos corridos parecen cuentos de hadas.

La pregunta obligada es: ¿cuál es el mensaje que está detrás del concierto? Bueno, me parece que partiendo de la idea de que con la llegada de un afroamericano a la presidencia de EU, se pretende crear la fantasía de que las barreras de la diferencia étnica se han borrado, que la discriminación por fin se ha erradicado. Mentira. Con ese dato, la cascada de fantasías que se construyen en el imaginario social cobran fuerza: no hay diferencia entre las personas con discapacidad y quienes no presentan discapacidad, las mujeres ocupan puestos destacados en política y en empresas, niños, niñas y personas ancianas tienen atención médica y prestigio social, y ser indio o mestizo es un privilegio, no motivo de segregación o rechazo; hasta tenemos creada la idea de que la pobreza no es motivo de marginación, ni la falta de educación. Mentiras todas.

Por otro lado, quieren hacernos creer que la música, como lenguaje universal, nos hermana, pero haciendo arreglos a una canción ranchera convirtiéndola en tango, provocan que Andrés Calamaro se vea fuera de lugar y hasta parece preguntarse a sí mismo qué diablos estoy haciendo aquí, aparte de aparecer en MTV, lo cual definitivamente le da mayor popularidad y publicidad. Diego Torres, en lugar de cantarle a los colores de la esperanza, se puso a cantar que antes de tu llegada su vida era sufrir y sufrir. Dos cantantes de origen colonialista norteamericano, un puertorriqueño y un hijo de mexicano e irlandesa, en un afán denunciante, cantaron canciones contra los gringos. Oh, gran cosa. La hija de Susana Dosamantes hizo su papelito de chica dorada, sin comentarios.

A mí me parece que definitivamente el propósito es y seguirá siendo la comercialización de figuras populares que entretengan al pueblo haciéndole creer que somos hermanos y que somos muy valientes denunciando. Que no hay problemas y que somos felices. Ya quisiera que alguien coreara versos de Bertold Brecht, los leyera y comprendiera; que leyera a Eduardo Galeano; que alguien denunciara, se le escuchara y se le atendiera; y que los problemas que padecemos aquí y allá fueran resueltos.

Pero no. El sueño latinoamericano seguirá siendo la pesadilla del sueño americano

viernes, 6 de mayo de 2011

Martha

Las cosas nunca son simples, eso es lo que todo mundo quisiera...
Angela y Martha, que son hermanas, se casaron con dos hermanos, a Angela se le murió el marido. Eran tres hermanas, me falta Petra, y un hermano: Manuel.
Pues como dice el dicho: si no es Juana, su hermana. Angela y el esposo de Martha tienen un amor.
A Martha se le puso que tenía que ir a pagar una manda, y les llamó a todos sus hermanos, menos a Angela. Tenía dos años pidiendo los favores a la virgen y se le puso que ya era el momento de ir a pagar. Nadie sabía qué había pedido. Fué mucha su insistencia a que la acompañaran. Se fué descalza.
Fueron entonces Martha, Petra, el hijo de Martha y un cuñado de ellas. Manuel le dijo que no podía, porque tenía que ir a trabajar.
La hija de Petra les dió un raid hasta un lugar donde pudieran tomar un camión. No caminaron ni una cuadra.
Una patrulla de policía, en esta terriblidad que ahora vivimos, perseguía a nosequién, perdió el control y fué a dar arriba de ellos.
Petra se había quedado unos pasos atrás acomodándose una mochila, y vió como la camioneta caía encima de sus hermanas, de sus familiares. Corrió para ver qué les había pasado, el dolor era visible. Llegó la ambulancia, todos concientes y dieron sus nombres y se los llevaron al hospital.
Martha pagó la manda con su vida. No resisitió su cuerpo el atropello.
Angela acompaña a su cuñado-amor en su pena y llora como Magdalena. Todo el mundo se pregunta si sentirá culpa. Yo creo que no.
Aparentemente el favor que hizo la virgen fue romper el triángulo amoroso. Entre las broncas familiares y los problemas de salud, se sentía frita.
Esta es solo una de las miles de historias que se pueden contar hoy producto de la estúpida guerra contra el narco. Los llamados daños colaterales. Y ahora dirán que son gracias divinas las muertes.
Nomás eso nos falta.

jueves, 5 de mayo de 2011

Real de 14



video
No conocía Real de 14.
Su origen está en el siglo XVII, fué un pueblo próspero, minero, riquísimo.
Hoy quedan los esqueletos de mansiones en medio de cerros que forman parte de la Sierra Madre Oriental.
El paisaje es hermoso, hay unos barrancos profundos en la zona semidesértica que rodea al trópico de Cáncer. A casi tres mil metros sobre el nivel del mar.
Por el camino, los tímpanos tronaban, quedabas ensordecid@ y de nuevo tronaban. Hasta que llegamos.
La población es variopinta. Hay gente que ahí nació, huicholes y extranjeros.
La zona es reconocida porque ahí se encuentra peyote. El peyote contiene alcaloides, entre ellos la mezcalina y es consumido con fines alucinógenos. Aunque se ha estudiado farmacológicamente a profundidad, los beneficios terapéuticos no son los más socorridos.
Fray Bernardino de Sahagún dijo: "Hay otra hierba como tunas de tierra, se llama peyotl, es blanca, se encuentra en el norte del país; los que la comen o beben, ven visiones espantosas o irrisibles: dura esta intoxicación de dos a tras días y después se quita; es común manjar de los chichimecas, pues los mantiene y les da ánimo para pelear y no tener miedo, ni sed, ni hambre y dicen que los guarda de todo peligro."

Ludwig Lewin, el primer farmacólogo que estudió los alcaloides del peyote aseguró tras varias ingestiones:

"No hay en el mundo una planta que provoque en el cerebro modificaciones funcionales tan prodigiosas. Aunque las procure solamente bajo la forma de fantasmas sensoriales, o por la concentración de la más pura vida interior, esto acontece bajo formas tan particulares, tan insospechadas, que quien es su objeto se siente transportado a un mundo nuevo de sensibilidad e inteligencia. Comprendemos que el viejo indio de México haya visto en esta planta la encarnación vegetal de una divinidad."

Actualmente los huicholes hacen un peregrinaje que llega casi hasta Real de 14 para buscar peyote y a través de él y rituales específicos, encontrar el sentido de la vida, solucionar problemas y sanar a enferms.

El video lo hice mientras salíamos de R 14, y aunque no traíamos ninguna pena en el alma, la voz de Lila Downs nos acompañaba mientras recorríamos ese camino de casi 2 km y medio bajo la sierra.

Bonito e interesante.

martes, 3 de mayo de 2011

animales encerrados

video

A mí no me queda la menor duda de que los seres "humanos" hacemos a los animales lo que los que se dicen humanos hacen a sus prójimos.
Caminando por San Miguel de Allende, estaba este mono en una jaula, con el pretexto de vender boletos a bajo costo, el mono nos veía con interés.
Ante mi cercanía, él empezó a mover las cejas como con un gesto de "eit", le hablé y estaba un poco apático.
Hoy, una mina de carbón en Coahuila explotó por acumulación de gas metano, que al hacerlo, cerró la entrada a la mina, una pequeña mina que por su dimensión, se conoce como "pocito".
Por eso digo que les hacemos a los animales lo que las que nos decimos personas nos provocamos unas a otras.
Esos mineros seguramente no van a ser rescatados. Son 14.

lunes, 2 de mayo de 2011

Vicky

hay personas que son realmente entregadas al prójimo
las admiro y no puedo ser como ellas
una es Vicky. Su hermana Elvira no lo es menos, pero quiero contar algo sobre Vicky
cuando mi mamá estuvo muy enferma, yo viviendo un poco lejos y un tanto cansada de tanto traficar con el doctor y el hospital y para que se quedara alguien con mamá por las noches le llamé a Vicky
ella llegó como a las 10 pm, se pusieron en paz y nos dormimos
a las 3 am me llamó Vicky pero yo no alcancé el teléfono. estaba tan cansada que no no encontraba, y cuando lo hallé tenía un mensaje, se iban al hospital
corrí como una loca cruzando la ciudad y llegué allá como a las 430 am
ví a mamá de lejos, a unos 6 metros de distancia, moviendo pies y brazos
despedí a Vicky y a Aurora, Ricardo y yo nos quedaríamos en el hospital
para ponerle suero me pidieron una autorización para hacerle una pequeña intervención
cuando volví a ver a mi mamá estaba muerta
nunca me voy a perdonar no haberme acercado cuando aun estaba viva
el tiempo pasa, ayer encontré a Vicky
le estoy profundamente agradecida por haberse quedado con mamá ese día
nunca había contratado una enfermera
quería que mamá estuviera bien cuidada
como mamá me decía. "¿qué haría yo sin ti?"
yo quería cumplir las expectativas de mamá, quería hacer por ella lo que requería
pero la maldita vida se acaba, y mamá ya no está
no la puedo atender ni llevar a Vicky ni a nadie
pero Vicky sí puede seguir haciendo por el prójimo

ayer la encontré con un montón de niñas
y le dije: ¿y todas esas niñas que traes?
me contó que ahora trabaja en una casa hogar
me presentó a las niñas, que celebrando el día del niño y de las niñas,
andaban en una tienda donde llevaron pintacaritas, les dieron globos
estaban haciendo fila para que las pintaran y Vicky me las presentó
les dijo que yo soy su tía
las niñas preguntaron que si somos hermanas
y Vicky les dijo que sí, yo también asentí
llegó uno niño de aproximadamente 7 años, me dijo Vicky su nombre y me dijo que es el único hombre,
que se pelea con todas las niñas
todos los infantes que viven en esa casa fueron víctimas de abuso sexual
niñas de entre 6 y 12 años que fueron prostituídas

he resuelto que visitaré la casa hogar y algo podré hacer por esas niñas y ese niño

no es que quiera ser heroína, ni siquiera creo que pueda llegar a ser como Vicky, entregada totalmente al prójimo
estoy segura que si ella quisiera, podría ganarse la vida con otra actividad, pero ella siempre ha optado por la vía de la ayuda humanitaria

Qué bueno que haya gente como Vicky

Tengo esperanza en la humanidad

viernes, 29 de abril de 2011

Volver

Y no precisamente con la frente marchita, sino con la frente en alto y con la sensación de poder gozar aún -un poco- de nuestro derecho a transitar libremente por el país.

El detalle del viaje será a pedazos, pero baste decir que regresamos bien, descansados de esta cotidianidad, cansados de tanto trotear.... con los ojos llenos de cantera rosa, gris, blanca....

Lo más inmediato:

En la carretera de Guajanuato a San Luis, un contingente (¿regimiento?) de aproximadamente 30 vehículos militares, desde jeeps hasta trailers, uno de ellos, con plataforma, cargaba un avioncito.... todo en verde militar, claro....

¿a dónde van, hijos de la chingada?

YA DÉJENOS EN PAZ!

BASTA DE SANGRE.... ¿no entienden?

de Matehuala hacia Nuevo León, otro contingente como de 20 vehículos, mas culos que vehí....

viernes, 22 de abril de 2011

por si acaso yo muero en campaña...



con motivo de la semana santa, mando este video con Sissel, de hermosa voz

me voy a Guanajuato y como dice la canción: "y si acaso yo muero en campaña y mi cadáver lo van a sepultar, Adelita por Dios te lo ruego..."

yo quisiera que me cremaran cuando muera, ojalá que no tengan que hacerlo en esta ocasión...

a como están las cosas en este país malgobernado por la derecha insensible y piorgobernado por la violencia y la falta de códigos de honor en esta cruenta guerra, no sabes nunca si podrás regresar...

por eso, si me fuí para siempre, quedará este texto con un mensaje de paz, esperando que los diez años que tiene como pronóstico esta masacre pasen pronto y pueda la gente volver a vivir.

porque como ahora vivimos no es vida.

por el momento dejo mi ternura y mi cariño en un hilo.

Prometo que si no me pasa algo, regreso

martes, 19 de abril de 2011

semana santa

Dice la autoridad que está cuidando a la ciudadanía. Y para eso mandaron a la marina, al ejército, policía federal y todo lo que se les ha ocurrido.
Es evidente que eso no garantiza en absoluto nuestra seguridad. Y preferimos retar al destino. Si el destino hoy es tan incierto, si yendo al súper, al trabajo o a la escuela te pueden matar, pues no nos queda mas remedio que aventurarnos y lanzarnos por alguna carretera, tentando a la suerte, no vamos a pasar las pocas vacaciones que tenemos encerrados, enterrados vivos con miedo.
Y allá te voy, destino: Reynosa. Desde que sales, guardas en tus pantalones “cargo” las llaves de la casa, los pasaportes, las tarjetas de crédito, resuelto a pensar que si te quitan el coche, de perdido tendrás con qué identificarte y entrar a tu casa.
Primer escollo salvado: Benito Juárez, sin -absolutamente- ningún policía, ningún agente de tránsito y para nuestra suerte, ninguna camioneta con vidrios polarizados a la hora de cargar gasolina en una tienda que parece ya de inconveniencia saliendo de la zona metropolitana.
Segundo escollo salvado: Cadereyta. Con todo lo que siempre se ha dicho de ese poblado, con sus columpios tradicionales y la locura que aseguran ahí impera, además obviamente de la violencia galopante, pasamos la segunda prueba.
Carretera: una patrulla, dos patrullas, tres patrullas, cuatro patrullas… puedes seguir contando y llegan hasta 15. No más. ¿nos están cuidando? Eso no se puede asegurar jamás. Pero ahí van. Por el lado contrario, por tu propio sendero… más patrullitas.
Llegas a Los Ramones, tercer escollo. Patricio, un amigo mío me explicó que no eran los Ramones sino debería ser los Ramón, como si yo soy Rodríguez, y mis hermanos y yo no somos los rodriguezes, sino los Rodríguez, en fin, llegas ahí y no puedes asegurar que el miedo ya pasó. No. Sigue latente y cuando logras pasar el entronque, respiras con un poco de alivio. Ya sigue China. ¿Alivio? Están Los Ahijados, que seguramente lo son de algún muy pesado Padrino, que ayuda a conservar el sitio incólume, a pesar de antiguas balaceras y granadazos.
Cuando ya pasaste China y Bravo, sientes que tu meta está próxima. Ya se empiezan a ver las estaciones de PEMEX y se avizora la ciudad a la que vas. Ay carreterita, cuando te vas a terminar. Por fin llegas a tu destino y puedes, ahora sí, lanzar un hondo suspiro: llegaste. Con bien. ¿cuándo antes tuviste que preocuparte por algo que no fuera el buen estado de tu coche o el nivel adecuado del tanque de gasolina?
Pues ahora es un verdadero reto viajar por carretera, y cuando logras hacerlo en tu coche, con tu familia o amistades, sientes que has logrado lo que poca gente: ni te asaltaron, ni te secuestraron a algún acompañante, ni violaron a nadie, ni te quitaron el auto, y después de todo ese susidio, decides tomarte una bien helada, porque tantísimo estrés de la carretera te ha dejado sin aliento.

viernes, 8 de abril de 2011

ACERCARSE AL GÉNERO

Hay diferentes caminos de acercarse al concepto de género: puedes ir desde la teoría, puedes ir desde la suspicacia, pudes llegar de todas maneras, aunque tu llegada no tenga coherencia. Sin una conciencia feminista, sin la internalización de la perspectiva de género, lo demás son pendejadas.
Pero hay quienes llegan al concepto desde la victimización.
Lo que escuché no fue una conferencia, sino una arenga.
Arengar no es malo si es una arenga estructurada, lógica, con significados...pero esta no lo fue.

Iniciar desde la victimización: se me murió un hijo, estuve paralítica.
Mover a la compasión por tí, porque se te murió un hijo y después arengar en nombre de la no violencia diciendo que lo mas sagrado de las mujeres es la maternidad, que esta maternidad es una compasión por los hombres violentos y que para aprender a matar, los hombres tienen que desprenderse de su madre.
Que la doncellez es el periodo de la vida mas hermoso porque llegas a la menstruación y que eso hay que honrarlo, sacratizarlo, que el pubis es sagrado y que no se toca.

Encuentro además una seria incongruencia y contradicción entre el no tocar el pubis y el placer femenino. Si no se toca está en chino gozar. Además de la marginación de las mujeres que no dan a luz un hijo en toda su vida, y cito a Marcela Lagarde en Los Cautiverios de las Mujeres: somos madresposas.
En fin... las incoherencias sobraron: desde la física cuántica y el orden del Universo hasta no comer carne porque nosequé, desde la influencia de la luna hasta los disfraces de maripositas de las doncellitas... desde sostener que básica y fundamentalmente las mujeres nacimos para parir y en la maternidad está nuestra razón de ser.

Y lo que la "conferencista" amante de la luz, de la espiritualidad, de la luna, de las diosas, de las doncellas, de las boberías y de las incongruencias piensa que es el colmo de sus dichos es afirmar que: "si trabajas, es preferible tener un jefe hombre a una jefa mujer", no, señora, eso no es el colmo de sus dichos: todo el conjunto es una sarta de pendejadas, de las cuales no tengo la menor duda que tenga montones de seguidores y seguidoras en el mundo. Lo que escasea hoy en día es una mente lúcida, exigente, clara, no una gurucilla barata que encandila con palabras conmovedoras y ensalza las ya superadas asignaciones sociales del género femenino.

Que tengan un presupuesto para gastar en un programa destinado a prevenir la violencia contra las mujeres no significa malgastarlo en loqueseteocurra, sin un propósito claro y una dirección adecuada, lo único que se logra es eso, gastar el dinero. Llevar a un policía para que te hable de prevención de violencia, hoy, es de lo más cínico que he testificado. Lo primero son las declaraciones que día con día hace Felipe Calderón.

Para apoyar al magisterio en la adquisición de la perspectiva de género se necesita un poquitín más que una cantidad de dinero para dilapidar.

Se necesita inteligencia.

miércoles, 6 de abril de 2011

Carta del poeta Javier Sicilia

El brutal asesinato de mi hijo Juan Francisco, de Julio César Romero Jaime, de Luis Antonio Romero Jaime y de Gabriel Anejo Escalera, se suma a los de tantos otros muchachos y muchachas que han sido igualmente asesinados a lo largo y ancho del país a causa no sólo de la guerra desatada por el gobierno de Calderón contra el crimen organizado, sino del pudrimiento del corazón que se ha apoderado de la mal llamada clase política y de la clase criminal, que ha roto sus códigos de honor.


No quiero, en esta carta, hablarles de las virtudes de mi hijo, que eran inmensas, ni de las de los otros muchachos que vi florecer a su lado, estudiando, jugando, amando, creciendo, para servir, como tantos otros muchachos, a este país que ustedes han desgarrado. Hablar de ello no serviría más que para conmover lo que ya de por sí conmueve el corazón de la ciudadanía hasta la indignación. No quiero tampoco hablar del dolor de mi familia y de la familia de cada uno de los muchachos destruidos. Para ese dolor no hay palabras –sólo la poesía puede acercarse un poco a él, y ustedes no saben de poesía–. Lo que hoy quiero decirles desde esas vidas mutiladas, desde ese dolor que carece de nombre porque es fruto de lo que no pertenece a la naturaleza –la muerte de un hijo es siempre antinatural y por ello carece de nombre: entonces no se es huérfano ni viudo, se es simple y dolorosamente nada–, desde esas vidas mutiladas, repito, desde ese sufrimiento, desde la indignación que esas muertes han provocado, es simplemente que estamos hasta la madre.


Estamos hasta la madre de ustedes, políticos –y cuando digo políticos no me refiero a ninguno en particular, sino a una buena parte de ustedes, incluyendo a quienes componen los partidos–, porque en sus luchas por el poder han desgarrado el tejido de la nación, porque en medio de esta guerra mal planteada, mal hecha, mal dirigida, de esta guerra que ha puesto al país en estado de emergencia, han sido incapaces –a causa de sus mezquindades, de sus pugnas, de su miserable grilla, de su lucha por el poder– de crear los consensos que la nación necesita para encontrar la unidad sin la cual este país no tendrá salida; estamos hasta la madre, porque la corrupción de las instituciones judiciales genera la complicidad con el crimen y la impunidad para cometerlo; porque, en medio de esa corrupción que muestra el fracaso del Estado, cada ciudadano de este país ha sido reducido a lo que el filósofo Giorgio Agamben llamó, con palabra griega, zoe: la vida no protegida, la vida de un animal, de un ser que puede ser violentado, secuestrado, vejado y asesinado impunemente; estamos hasta la madre porque sólo tienen imaginación para la violencia, para las armas, para el insulto y, con ello, un profundo desprecio por la educación, la cultura y las oportunidades de trabajo honrado y bueno, que es lo que hace a las buenas naciones; estamos hasta la madre porque esa corta imaginación está permitiendo que nuestros muchachos, nuestros hijos, no sólo sean asesinados sino, después, criminalizados, vueltos falsamente culpables para satisfacer el ánimo de esa imaginación; estamos hasta la madre porque otra parte de nuestros muchachos, a causa de la ausencia de un buen plan de gobierno, no tienen oportunidades para educarse, para encontrar un trabajo digno y, arrojados a las periferias, son posibles reclutas para el crimen organizado y la violencia; estamos hasta la madre porque a causa de todo ello la ciudadanía ha perdido confianza en sus gobernantes, en sus policías, en su Ejército, y tiene miedo y dolor; estamos hasta la madre porque lo único que les importa, además de un poder impotente que sólo sirve para administrar la desgracia, es el dinero, el fomento de la competencia, de su pinche “competitividad” y del consumo desmesurado, que son otros nombres de la violencia.


De ustedes, criminales, estamos hasta la madre, de su violencia, de su pérdida de honorabilidad, de su crueldad, de su sinsentido.


Antiguamente ustedes tenían códigos de honor. No eran tan crueles en sus ajustes de cuentas y no tocaban ni a los ciudadanos ni a sus familias. Ahora ya no distinguen. Su violencia ya no puede ser nombrada porque ni siquiera, como el dolor y el sufrimiento que provocan, tiene un nombre y un sentido. Han perdido incluso la dignidad para matar. Se han vuelto cobardes como los miserables Sonderkommandos nazis que asesinaban sin ningún sentido de lo humano a niños, muchachos, muchachas, mujeres, hombres y ancianos, es decir, inocentes. Estamos hasta la madre porque su violencia se ha vuelto infrahumana, no animal –los animales no hacen lo que ustedes hacen–, sino subhumana, demoniaca, imbécil. Estamos hasta la madre porque en su afán de poder y de enriquecimiento humillan a nuestros hijos y los destrozan y producen miedo y espanto.


Ustedes, “señores” políticos, y ustedes, “señores” criminales –lo entrecomillo porque ese epíteto se otorga sólo a la gente honorable–, están con sus omisiones, sus pleitos y sus actos envileciendo a la nación. La muerte de mi hijo Juan Francisco ha levantado la solidaridad y el grito de indignación –que mi familia y yo agradecemos desde el fondo de nuestros corazones– de la ciudadanía y de los medios. Esa indignación vuelve de nuevo a poner ante nuestros oídos esa acertadísima frase que Martí dirigió a los gobernantes: “Si no pueden, renuncien”. Al volverla a poner ante nuestros oídos –después de los miles de cadáveres anónimos y no anónimos que llevamos a nuestras espaldas, es decir, de tantos inocentes asesinados y envilecidos–, esa frase debe ir acompañada de grandes movilizaciones ciudadanas que los obliguen, en estos momentos de emergencia nacional, a unirse para crear una agenda que unifique a la nación y cree un estado de gobernabilidad real. Las redes ciudadanas de Morelos están convocando a una marcha nacional el miércoles 6 de abril que saldrá a las 5:00 PM del monumento de la Paloma de la Paz para llegar hasta el Palacio de Gobierno, exigiendo justicia y paz. Si los ciudadanos no nos unimos a ella y la reproducimos constantemente en todas las ciudades, en todos los municipios o delegaciones del país, si no somos capaces de eso para obligarlos a ustedes, “señores” políticos, a gobernar con justicia y dignidad, y a ustedes, “señores” criminales, a retornar a sus códigos de honor y a limitar su salvajismo, la espiral de violencia que han generando nos llevará a un camino de horror sin retorno. Si ustedes, “señores” políticos, no gobiernan bien y no toman en serio que vivimos un estado de emergencia nacional que requiere su unidad, y ustedes, “señores” criminales, no limitan sus acciones, terminarán por triunfar y tener el poder, pero gobernarán o reinarán sobre un montón de osarios y de seres amedrentados y destruidos en su alma. Un sueño que ninguno de nosotros les envidia.


No hay vida, escribía Albert Camus, sin persuasión y sin paz, y la historia del México de hoy sólo conoce la intimidación, el sufrimiento, la desconfianza y el temor de que un día otro hijo o hija de alguna otra familia sea envilecido y masacrado, sólo conoce que lo que ustedes nos piden es que la muerte, como ya está sucediendo hoy, se convierta en un asunto de estadística y de administración al que todos debemos acostumbrarnos.


Porque no queremos eso, el próximo miércoles saldremos a la calle; porque no queremos un muchacho más, un hijo nuestro, asesinado, las redes ciudadanas de Morelos están convocando a una unidad nacional ciudadana que debemos mantener viva para romper el miedo y el aislamiento que la incapacidad de ustedes, “señores” políticos, y la crueldad de ustedes, “señores” criminales, nos quieren meter en el cuerpo y en el alma.


Recuerdo, en este sentido, unos versos de Bertolt Brecht cuando el horror del nazismo, es decir, el horror de la instalación del crimen en la vida cotidiana de una nación, se anunciaba: “Un día vinieron por los negros y no dije nada; otro día vinieron por los judíos y no dije nada; un día llegaron por mí (o por un hijo mío) y no tuve nada que decir”. Hoy, después de tantos crímenes soportados, cuando el cuerpo destrozado de mi hijo y de sus amigos ha hecho movilizarse de nuevo a la ciudadanía y a los medios, debemos hablar con nuestros cuerpos, con nuestro caminar, con nuestro grito de indignación para que los versos de Brecht no se hagan una realidad en nuestro país.

Además opino que hay que devolverle la dignidad a esta nación.

viernes, 1 de abril de 2011

dos medios hermanos


Rufus nació aquí en la casa, en la lavandería. Hijo de Dalia, la bella, y de Skippy, los dos muertos ya. Rufus huérfano, siempre ha sido el niño de mamá. Desde pequeñito hizo lo que le dio la gana.
Si salíamos a pasear, el perro a jalonear, a caminar donde le daba la gana....
El trabajo nos absorbió y no pudimos pasear por mucho tiempo, Rufus se veía fastidiado, cansado, a veces dejaba de comer.... objeto que llegaba a sus -patas-hocico-, era destruido.
Llegó Xalli la vagabunda, la del pasado desconocido, la pequeña y bravía snauzer encontrada al garete en una escuela de un pueblito.
Tuvieron un proceso de adaptación de aproximadamente dos meses... aprendieron a quererse, a jugar, a compartir... Ricardo dice que Xalli es una perra evangelizadora, porque Rufus cambió mucho su conducta. Dejó de ser tan demandante, no ha dejado de romper todo, pero ahora digamos que comprende un poco mas lo que esperamos de él.
La prueba de fuego fue sacarlos a ambos a pasear. Rufus ya estaba desacostumbrado a salir y con una cadena nueva al cuello, intentó jalonearme dos veces, y fué reprendido, entonces digamos que "entendió" que no puede ir así jaloneando y en un tramo de 500 metros empiezan los dos a calmarse y a disfrutar del paseo.
Un día salimos los 4, al siguiente día solo ellos dos y yo, Ricardo estaba en el trabajo. Todo bajo control, por supuesto que a ratos tratan de entrelazar sus correas, o de cruzarse en el camino, pero la mayor parte del tiempo ya es disfrute el paseo.
Mi sobrina, la doctora Eunice, veterinaria ella, me ha aconsejado siempre acerca de lo que debo hacer para conseguir el éxito en la conducción de mis mascotas y aunque no tan rápido como yo hubiera querido, he ido logrando lo que me propongo. Gracias, Eunice.


Ella dice que el más feliz de todos es Rufus porque puede salir con toda su familia a pasear. Estoy segura de que así es.
Mis perros de tan diferente raza, un alaska y una snauzer, medios hermanos de países tan distintos, son hermanos porque son mis medioshijos, porque los hijos de a deveras son Lucinda, Diego y Alexis.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Investigación educativa

Como si aplicaran técnicas de resucitación a un cadáver, algunas instituciones pretenden hacer investigación educativa hoy, aquí, en Nuevo León. Tal vez suene dramático hablar de cadáveres en el sistema educativo, pero las evidencias así lo indican:

• México dedica el 5.7% del Producto Interno Bruto al sistema educativo.
• El gasto por alumno es de 2.11 dólares por alumno de educación primaria comparado con un promedio de 6.74 dólares en la OCDE; y de 2.24 dólares por alumno de educación secundaria contra un promedio de 8.27 en la OCDE.
• El presupuesto se aplica prioritariamente al sueldo de los docentes. Más del 90% de los gastos es consumido por el personal, dejando poco margen de maniobra para otros recursos educativos. (http://www.oecd.org/document/4/0,3746,es_36288966_36288553_45958020_1_1_1_1,00.html)
• Los resultados del aprendizaje evaluados por la prueba PISA exhiben a nuestro país en último lugar en comprensión lectora en el listado de países de la OCDE. En matemáticas ocupa el penúltimo lugar, y en ciencias también ocupa el último lugar.

La SEP ha impulsado otro mecanismo de evaluación: “La prueba ENLACE se aplica en todas las escuelas de Educación Básica del país para obtener información diagnóstica del nivel de logro académico que los alumnos han adquirido en temas y contenidos vinculados con los planes y programas de estudio vigentes.”
Las pruebas se han aplicado desde el 2006, pero en la página web de la SEP aclaran:
“a) Los resultados de diferentes materias o años no son comparables entre sí, ni están expresados exactamente en la misma escala, por lo que técnicamente, los datos no se deben mezclar.
b) Los resultados del 2009 de 3º de secundaria, no son comparables con los resultados del 2008 por el cambio de enfoque del contenido evaluado –del 2006 al 2008 la prueba de 3º de secundaria evaluó el contenido de los tres grados de secundaria y a partir del 2009, al evaluarse 1º y 2º grado, la prueba se diseñó para evaluar solo los contenidos de dicho ciclo escolar”. (http://enlace.sep.gob.mx/ba/)

De esta manera, los resultados pretenden ser útiles sólo para la escuela evaluada, para el salón en particular, para el sujeto evaluado. Aducen, que esta evaluación criterial es sumativa y horizontal por lo que admite la autoevaluación y la evaluación compartida por el estudiantado, y que la evaluación respecto a la norma se apega al currículum y no al estudiantado. Dicen que en función de los resultados que obtiene cada escuela es como se pueden tomar decisiones políticas para las escuelas.

Este es un panorama. El de la evaluación y sus resultados, que finalmente consisten en una práctica común en las Instituciones Educativas y que -dudo- se llevan a análisis exhaustivos para la toma de decisiones, son determinantes para la aplicación de presupuestos y orientan al sistema educativo mexicano.

Otro panorama es la dolorosa realidad que vivimos hoy. Que se cuenten en millones la cantidad de jóvenes cuyas edades oscilan entre los 14 y los 29 años, que ni estudian ni trabajan y a quienes se les ha dado en llamar ninis, término que bien podría acuñarse como categoría analítica; que se lean 1.5 libros por persona al año, a sabiendas de que la cantidad de lectores es reducidísima, y la distribución no necesariamente equitativa (además, a mí no me gustaría leer solo medio libro, tendría que leerlo completo y, aunque suene egoísta, pues le quito la otra mitad a alguien). Y algo en extremo grave: la inserción a grupos del crimen organizado de menores de edad, -hombres y mujeres por igual- a quienes se les ha capturado o asesinado en los últimos años. Por un lado, dan sentido a las cifras mostradas por los organismos evaluadores; por otro, obligarían a quienes toman decisiones en materia educativa a rediseñar sus políticas.

Pero las decisiones son muy ajenas. Una institución engalanada porque acaba de estrenar nuevo edificio con un costo de 100 millones de pesos, el Instituto de Investigación, Innovación y Estudios de Posgrado en Nuevo León, se encarga, como su nombre lo indica, entre otras cosas, de investigar. Pongo un ejemplo de lo que ahí investigan: estudian cómo aprenden a leer los bebés. El proyecto se llama Protolecto-escritura y tiene los siguientes objetivos:

• Describir el proceso de adquisición de la lengua materna de los niños y de reconstruir su protolecto-escritura para validar las formas en las que ellos construyen la lectura y la escritura.
• Diseñar estrategias que mejoren la lectura y la escritura de los niños y jóvenes mexicanos a partir de los resultados de la investigación fundamentada en la suposición de que en la apropiación de la lengua materna y las acciones propias de la protolecto-escritura hay datos reveladores en relación con la lectura y la escritura posteriores. (http://www.iiiepe.edu.mx/node/1971)

Este estudio se ha realizado en guarderías del Seguro Social y la muestra incluye a niños muy pequeños, desde antes de los dos años y se ha involucrado a los padres de familia de estas criaturas para que las ejerciten (les enseñen a leer).

Se podrá aducir que esto es de gran utilidad y que una población altísima acude a los preescolares y a los centros de desarrollo infantil, pero lo que se ha perdido de vista son los datos emanados de la psicología genética, de la pedagogía operatoria y de la psicolingüística que, desde principios de siglo pasado, han descrito los procesos de adquisición de la lengua oral, y desde los años 70 han explicado detalladamente los procesos de adquisición de la lengua escrita, además de que se han desarrollado propuestas didácticas de avanzada, acordes a las propuestas estratégicas de enseñanza de la lengua, los denominados enfoques comunicativos. En otras palabras, es inútil pretender enseñar a leer a los bebés, a menos que la intención sea tener un retroceso en los procesos de enseñanza y volver a una enseñanza mecánica. Todo es posible.

Como dice Sandro en una canción: un botón basta de muestra, los demás, a la camisa.

Si el Instituto bien podrá haberse apadrinado por personajes tan relevantes en el mundo político-educativo como nuestro ex rector universitario y ex secretario de educación nacional, el Dr. Reyes Tamez Guerra y la líder del magisterio, Elba Esther Gordillo, no ha corrido con la misma suerte en cuanto al padrinazgo académico. El Instituto ha sido abrazado por la SE en Nuevo León, y los derroteros académicos corren a cargo de sujetos con trayectorias acomodaticias, no alejados de los grandes personajes anteriormente citados, y establecen vínculos con universidades privadas principalmente, se utilizan los servicios de personal comisionado del magisterio, y los enfoques que se propagan son de carácter utilitario, elitista y hasta snob. Sería interesante indagar en la página web del Gobierno del Estado, en el renglón de Transparencia los montos de los sueldos del personal del Instituto.

Las condiciones que vive nuestro país se reflejan en el Instituto que tenemos: discrepancias abismales, proyectos desarticulados de la realidad educativa, pretensiones desarrollistas de primer mundo. Segregación y caos. Desigualdad e inequidad. En el ciclo escolar pasado, el Instituto emitió una convocatoria para el diseño de Centros de Aprendizaje dirigido a estudiantes de arquitectura de la Universidad de Monterrey. El primer lugar ofrecía como premio 40,000.00 pesos. El efecto Mateo en todo su esplendor.





domingo, 13 de marzo de 2011

la reina Victoria y Freud....

En tiempos de la Reina Victoria, quien gobernó Inglaterra de 1837 a 1901, la sociedad se caracterizó por un afán de corrección, de dignidad, estricta normatividad y aspiraba a la estabilidad moral humana, al orden, y todo lo que tuviera un aroma libertario, romántico, la exhibición de sentimientos, de emociones, es decir, las expresiones humanas naturales generaban desazón y eran simplemente censuradas por el orden establecido. Las vestimentas sumamente sobrias cubrían la mayor parte del cuerpo. Contamos con suficiente documentación de la época para constatar los datos.

El mismo Sigmund Freud postula su teoría del inconciente fundamentándola en el supuesto origen de la neurosis histérica: la represión de los impulsos. La época victoriana, rica en represión, con el firme propósito de instaurar un orden social conservador y tradicionalista, según el doctor Freud, genera enfermedad.

En algunos lugares del planeta parece no haber pasado el tiempo. A mas de dos siglos de distancia, el conservadurismo y el afán de perpetuar un estado de cosas anacrónico y desfasado, existen autoridades como el gobernador de Jalisco, a quien la homosexualidad le da “asquito”; el alcalde de Huatulco, quien acaba de dictar lineamientos para la vestimenta y el maquillaje de las mujeres que trabajan para su ayuntamiento; el alcalde de la ciudad de Guanajuato que prohibió besarse públicamente y hasta el de Chihuahua que ha prohibido saludarse besándose en la mejilla. Sin ir más lejos, en Jalisco en 1995 también se intentó prohibir el uso de minifaldas. Los botones aquí no son de muestra, proliferan, se dan en macolla.

¿Cómo pretender conservar las condiciones sociales del siglo XIX cuando han ocurrido cambios sustanciales que denotan una organización social totalmente diferente? La libertad lograda a resultas de la Revolución Industrial que tomó a la reina Victoria en pleno fulgor de su gobierno, la posterior enunciación de los derechos humanos, la revolución sexual en pleno siglo XX, la liberación femenina, la actual situación de una sociedad globalizada con la cada vez mayor difuminación de límites dogmáticos de todo tipo: geográficos, morales, sociales, políticos, ha obligado a que el orden social sea concebido como un orden plural y diverso. Tal vez ellos lo vean como un desorden plural y perverso.

¿Desconocerán la historia estos sujetos o simplemente se aferran al pasado con el fin de conservar el poco poder que tienen como autoridades de poblados grandes, medianos o chiquitos? El problema es definitivamente de origen ideológico, porque aún conociendo la historia se niegan a aceptar que imponiendo códigos de conducta que incluyen el uso de vestimentas prudentes, denotan un purismo, una mojigatería con olor a moralina barata, una cerrazón al reconocimiento de diferentes maneras de pensar y de conducirse. Suponen que pueden imponer su forma de pensar, y que porque ostentan un cargo público su palabra es ley.

Aunque suene ocioso, Londres no es Huatulco, y el clima que tiene la ciudad costeña dista mucho del de la otra ciudad. La ropa que usualmente se acostumbra en climas cálidos semihúmedos es la mas ligera, y esto es por cuestiones prácticas, no ideológicas. Habrá que explicar algunas cosas al alcalde de Huatulco, como lo anterior, también habrá que explicarle que ya no estamos en la época victoriana y que de ese tiempo a la fecha, han pasado siglos. Pero no creo que ni él ni los otros gobernantes entiendan.

lunes, 7 de marzo de 2011

¿cuándo se acabarán los balazos?

Aunque el tema parezca trillado, tenemos que dejar constancia de los efectos de esta estúpida guerra contra el narcotráfico que emprendió el no menos estúpido presidente.
Hemos cambiado nuestro estilo de vida, a causa de ello, definitivamente. Todos: grandes, medianos y chicos, señoras, señores, jóvenes, niños, niñas....
Ni las escuelas se han salvado de las balaceras, hasta los más pequeños se han visto enmedio de las ráfagas de armas de alto poder, y granadas de fragmentación.
Yo me he jubilado hace dos años y ahora dispongo de tiempo, para mí, para hacer otras cosas, diferentes a las que toda la vida había hecho. Solo había trabajado, como una loca en temporadas, me había entregado al trabajo y finalmente decidí que era momento de dejar tanta locura, tanta prisa, tanto hacer y hacer..
En fin que ahora tengo tiempo, por lo que ahora puedo ir a hacer ejercicio, puedo ir a conferencias o tomar cursos, puedo hacer más que cuando trabajaba, definitivamente. Leo mucho, escucho música, cuido de mis mascotas y de mis plantas.
Salgo, pero en estos tiempos no mucho, porque la susodicha guerra se deja ver en cualquier lugar y en cualquier momento. Ha habido balaceras hasta dentro de los supermercados, en los llamados filtros de seguridad que no son otra cosa que retenes de inseguridad, porque el narco le trae ganas a los polis que no están con ellos, entonces van y les avientan granadazos a los dichosos filtros. En estos días deciden si conservan los filtros o los desaparecen, no están siendo operantes.
Un lugar que me gusta visitar y al que definitivamente ya no puedo ir, es a los mercados rodantes: este mercado ambulante que se arma con estructuras metálicas y toldos, los oferentes montan sus carpas y mesas donde venden fruta, verdura, plantas, ropa, cosméticos, herramientas, comida para mascotas, antigüedades. Todo venden, menos ilusiones.
El miércoles pasado, pasaba cerca de un mercado, y pensé que sería buena idea llegar porque ahí las plantas son muy baratas, y ahora que se helaron muchas, necesito algunas. LLegué y efectivamente compré tres plantitas, las fui a dejar al carro, y seguí. Fui a recorrer todo el mercado, que no es muy grande y busqué comprar comida preparada para ya no tener que hacer en casa, no encontré y ya iba de regreso al carro, para irme a mi casa, ni modo, tendría que cocinar. Me llamó la atención un puesto donde venden aparatos electrónicos americanos y algunos objetos como cubiertas para celulares, estaba viendo uno y apenas iba a preguntar su precio cuando se escuchan balazos cerquita de donde estábamos, a 20 metros de distancia. Alcancé a ver en el aire el fuego que lanzan las armas cuando explota la bala. No fueron muchos, como quince nadamás, y la gente en el puesto donde estaba se tiró al piso. Yo siempre tengo tremenda resistencia a tirarme al piso, no se qué me pasa, pero aun no logro hacerlo con facilidad... En fin, me puse encuclillada al lado de un señor y con tanto miedo que tenía me agarré de su pie, sentí que traía una bota, entonces me agarré fuerte de la bota del señor.
Cuando estábamos en el suelo se escuchó una explosión, una granada y en seguida otra, inmediatamente empezó a salir un humo negro, la gente se levantó del suelo y empezó a correr al lado contrario a las balas y explosiones. Yo también, porque (ja) como explica la psicología social, en los fenómenos de masas, el miedo se contagia, sin ton ni son y sin ponernos de acuerdo echamos a correr todos y todas, pero yo me preguntaba, para dónde voy, si mi carro está estacionado cerca de donde fueron los balazos y las granadas....
Me detuve y me metí a otro puesto donde varias señoras estaban acuclilladas y yo hice los mismo. Decir que me metí al puesto es un decir, porque en realidad todo es un lugar abierto, no hay paredes, no hay techos, no hay nada, es una superficie abierta donde montan el mercado. Las mujeres estaban pálidas, a toda la gente que yo veía se le había ido el color de la piel, y supuse que yo estaba igual. Tenía mucho miedo y no sabía como iba a salir de ahí.
Llegó el hijo de la dueña del puesto, donde no sé ni qué vendían, y le dijo a su mamá que cómo se irían, que no los iban a dejar ir. Mas miedo me dio. Me imaginé que ahí estaría toda la tarde, no sé, ya veía llegando al ejército y acordonando todo. Entonces les dije que mi carro estaba por allá y que no sabía siquiera si aun tenía carro.... Me dijeron que cómo se me había ocurrido dejarlo cerca de los policías. Y yo también lo había pensado, cuando me estacioné, pasó por mi cabeza la posibilidad de una balacera, pero deseché ese pensamiento oscuro, contrarrestándolo con: no me va a pasar nada, sería muy mala suerte, es muy temprano para que vengan a balacear, en fin, tratando de tranquilizarme, lo que ahora es tan común, creo que muchos de nosotros intentamos mantenernos tranquilos no pensando continuamente en las posibilidades de vivir en el caos. Caos en el que sin embargo, vivimos.
Me armé de valor y me dirigí hacia el carro. Me puse a caminar al lado de un señor que iba hacia allá, le dije que mi carro estaba ahí y me dijo, donde? Señalé y entonces alcancé a ver el carro. A unos 5 metros del carro estaban ardiendo dos patrullas, las alarmas de los carros sonaban y el ruido era ensordecedor, también el calor del fuego, que sobrepasaba el capacete, casi corrí hacia el carro, me metí volando y arranqué. La salida del estacionamiento estaba congestionada, toda la gente intentando salir de ahí. Entonces recordé otra entrada al estacionamiento, y viré hacia allá. Iba entrando una camioneta pick up blanca con los vidrios oscuros y con luces estróbicas en la defensa. Entró en medio de una polvareda, rayando llantas. Esperé a que entrara y me salí de ahí. Del capacete de mi carro caían vidrios hacia la calle, le habían llegado los vidrios de las patrullas cuando explotaron. En mi parabrisas también había vidrios. No sabía si el carro estaría baleado, lo unico que quería era salir de ahí.

Manejé aproximadamente tres kilómetros y me detuve, me bajé y ví que no le había pasado nada al carro. A mí, las heridas que me está provocando todo este sainete no se ven, pero voy acumulando sustos, agobios, miedo.

lunes, 14 de febrero de 2011

Locos todos

Invierno, 1976
Siendo estudiante de la Facultad de Psicología, y como una de las prácticas afirmatorias para el estudiantado, nos llevaron a visitar la Casa de Salud Mental en la colonia Buenos Aires.
Esa visita fue definitoria para mí: no me dedicaría a la psicopatología.
Todo fue llegar, y se inició el viaje hacia la sordidez, el desamparo, el abandono. Las condiciones en que se “atendía” a los locos (esquizofrénicos, psicóticos y demás nomenclados) era deplorable. Nos dieron instrucciones claras: no hablar con ellos ni darles nada, nos advirtieron que nos pedirían cigarros o dulces. Fueron contundentes: dijeron que no les diéramos nada.
El edificio tenía varias salas, que estaban casi todas vacías. Estas salas carecían de mobiliario convencional, frías losas de cemento eran consideradas sillas, mesas, camas. Solamente construyeron lo indispensable, ahí no existieron los sofás, los buroes, las mesitas, las repisas ni guardarropas. Nos llevaron a un comedor amueblado con mesas y bancas de cemento, revestido con azulejos amarillos. Me pregunté: ¿será el amarillo reconfortante para los locos?, pensando en que el confinamiento pudiera resultarles reconfortante. Había jardines pequeños donde supuse que alguna enfermera con su prístino uniforme les llevaría a tomar un poco de sol, como en las películas. Por alguna sala deambulaban varias personas, sumidas en un mutismo y letargo visible.
La culminación de la visita fue cuando nos llevaron al lugar donde tenían a los locos peligrosos, aquellos que presentaban síntomas más severos: agresividad, ansiedad extrema, catatónicos, según el diagnóstico con pérdida total de contacto con la realidad.
Aquello era una cárcel. Yo ya conocía la cárcel para ese tiempo así que no tuve ningún problema para asociar un sitio con el otro.
Los enfermos estaban confinados en celdas de dos metros por uno y medio aproximadamente, con una litera de cemento y algunas cobijas. El lugar estaba cerrado por una puerta con barrotes de hierro y las personas ahí encerradas estaban en condiciones de total abandono: un hedor salía del lugar ya que llevaban meses sin bañarse, tenían los cabellos apelmazados o rapados, había excrementos y orina en las celdas. Algunos pacientes estaban acostados en las literas o en el suelo, desnudos o semidesnudos, con la poca ropa sucia y en jirones.
Al escuchar que llegamos se aprestaron a levantarse para vernos y pedirnos lo que trajéramos, con insistencia pedían cigarros. Uno de ellos gritaba ¡No estoy loco, sáquenme de aquí!, otros lanzaban piropos y se masturbaban abiertamente. Muchos de ellos estaban sumidos en un profundo letargo provocado por medicamentos que les administraban. Sin discriminación por sexo: hombres y mujeres encerrados por estar locos.
El cuadro de la humanidad en decadencia. Las personas a cargo de los enfermos no eran esas enfermeras con prístino y albeante uniforme que había visto en las películas, amables y pacientes con sus pacientes, sino personas rudas y malencaradas que actuaban ante los enfermos como domadores de bestias, como quien se dedica a alimentar animales en el zoológico, como quien no trata con humanos.
La psiquiatría tradicional que se practicaba en esos años invariablemente recomendaba el confinamiento para quienes se alejaran del parámetro establecido como normalidad, y aparentemente para muchas personas que hoy se alejan de esos parámetros, la historia no es muy distinta. Actualmente la medicina ha evolucionado y en ese lugar ya no se recluye indiscriminadamente, sin embargo, la locura sigue siendo castigada, se considera como un atentado contra la sociedad, la familia, la estabilidad de los otros. La locura, los trastornos mentales, ser diferente, padecer de una enfermedad sigue siendo un problema social, sigue siendo motivo de segregación, de reclusión, de confinamientos con fines “terapéuticos”.
Y andémonos con cuidado, porque uno de los instrumentos preferidos para diagnosticarla, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM V) el cual proviene de la Asociación Psiquiátrica de los Estados Unidos, ya está en prensa, y representa el rasero con que se determina si estas cuerdo o loco, la mayor parte de los psiquiatras, médicos generales y hasta algún psicólogo despistado lo emplean para hacer sus “diagnósticos” y como un día dijo mi amigo Luis: cuando notamos que mi hermano quería tomar leche en plato nos empezamos a preocupar. ¿Estará loco este?


Invierno, 2011.

La mamá de Alma



Con este video vamos a dar paso a una crónica que nada tiene que ver con él, pero se atravesó Keanu y ni modo..

Resulta que mi vecina Alma siempre ha dicho: ay, yo no aguanto a mi mamá. Ella tiene 47 años y la madre 84.
Y si voy a ver a mi mamá la veo 5 minutos y ya. Ni puedo fumar con ella y me desespera, además mi mamá tiene el carácter muy fuerte y no le gusta que vayamos y se pone a correr a la gente...
Pues el martes pasado cuando tranquilamente cenábamos R. y yo, que oigo unos gritos de... como no se de qué... como un lamento laaargo y un quejumbre bárbaro...
Pensamos, alguien se lastimó, tuvo un accidente, le están golpeando o... pues no sabíamos qué.
Nos asomamos un poco y no vimos nada, salvo que en la casa de Alma entraban y salían.
Mañana veremos, pensé.
De alguna manera intuí que alguien se había muerto. ¿sería la mamá? tal vez... no quise pensar que un hijo fuera el muerto, son pensamientos que ni quieres que pasen por la cabeza... pero con esta matadera todo es posible...
En fin, el carro de ellos no amaneció en la cochera y a media mañana me dijo otra vecina que efectivamente había muerto la mamá.
No, pues como dice Andrés Calamaro, que canta una canción de Héctor Lavoe, "si no me quieren en vida, cuando muera no me lloren... no me lloren..."
Bueno, pues ya fueron al funeral y al sepelio y ayer fui a saludarla. A darle el pésame se dice... en fin...
Le llevé un pedazo de pastel porque nunca sé exactamente qué decir y llevando algo de comer creo que se aminora la pena, o no sé bien por que llevo comida.
Y pues me contó que "se volvió loca", que su esposo andaba en el piso superior y que sonó el teléfono y que le gritó: Alma! se murió tu mamá!
Y que entonces ella empezó a gritar y se volvió loca... que aún hoy está tomando pastillas para dormir....dice, con una seriedad que no deja lugar a dudas, que volvió a ver a su papá después de 37 años...
¿qué piensas? que el señor se había ido, que ella no lo había visto por ese tiempo.... pues no. Agrega, después de un ratito y sin que yo le pregunte: mi papá se murió cuando yo tenía diez años, y abrieron la fosa para enterrar a mamá, estaba completito el esqueleto... todos sus huesitos estaban en su lugar... estaba el traje con que lo enterraron...nomás la camisa estaba toda amarillenta yo creo que por... no sé qué dijo...(yo pensé en los gusanos, en la fetidez, en el cadáver...) dice: su cabello le creció hasta los hombros, pero cuando levantaron "su cabeza" el cabello se quedó en la... en la no sé que, porque se me perdió el hilo del relato con la impresión... dice que entonces, acomodaron los huesos a un lado del cuerpo de su mamá adentro del ataúd, que los huesos que ya no pudieron acomodar los pusieron en una bolsita y los acomodaron a los pies de su mamá. Así ya están juntos, después de tantos años....

Me quedo pensando que el realismo mágico latinoamericano se queda corto con este relato... también dijo que su hijo venía muy contento porque conoció a su agüelito.....

Caray... bueno, hice a mis hijos prometerme que nunca me harán algo así... que me cremen inmediatamente y sin funeral... no vaya a ser que...

si no me quieren en vida cuando muera no me lloren.... no me lloren.... no me lloren....

sábado, 1 de enero de 2011

fin de año 2010

Si me dijeran pide un deseo, preferiría un rabo de nube que se llevara lo feo y nos dejara al querube… un barredor de tristeza…

El año que se auguraba mágico, al menos por la combinación cabalística 2010 se termina y sin magia alguna. A menos que se considere mágico desaparecer a una cantidad no precisa de entre 30 y 80 mil mexicanos a causa de la guerra contra el narco, a menos que se considere mágico que hayamos tenido un alza mensual a la gasolina y a menos que se considere como acto de magia la aparición del 16% al IVA, así como el surgimiento de datos confidenciales filtrados por wikileaks, el sospechoso cambio tributario a las tenencias en Nuevo León que, viéndolo detenidamente es como un juego de prestidigitador; los feminicidios crecen y nadie hace nada por atender a sectores poblacionales indefensos, la pobreza se feminizó hace ya varios años y tampoco alguien se ocupa de capacitar o impulsar a las mujeres para que puedan considerarse como población económicamente activa. Otro acto mágico pudiera ser el aumento de sueldo que se otorgó el presidente, que a la fecha gana algo así como 200 mil pesos mensuales, más prestaciones, mientras el salario mínimo es de 57.46 pesos para la zona económica considerada como de vida cara, al cual se otorgó un aumento de tres pesos. En el ámbito local, la tarjeta Feria aparece, no de la nada sino de la voracidad de los transportistas quienes no se acaban de poner de acuerdo, ya que la CROC se niega a entrar al negocio. Y qué tan mágico será ahora el bosque de la Pastora con estadio integrado? El tema jefe Diego no es magia, tal vez sea simple manipulación de la opinión pública. De tan real, el asunto parece inverosímil. Esta enumeración no estaría completa si no mencionara la magia con que se celebraron tanto el centenario de la Revolución como el bicentenario de la Independencia, tan mágicos que aparecieron y desaparecieron en menos que canta un gallo. En otro terreno, los gramáticos oficialistas desaparecieron los acentos a los monosílabos, pretenden desusar la ch en los diccionarios y tienen una campaña contra la ñ en la Comunidad Económica Europea.

El 2010 se termina y no como esperaríamos. El balance no es precisamente alentador, aunque las fuentes oficiales se empeñen en que así parezca. Y no es cuestión de enfoques, no, es cuestión de demagogia. Es impresionante ver cómo las fuentes amafiadas con el poder tergiversan y malinforman acerca de lo que acontece.

Es interesante ver cómo emprenden campañas publicitarias como una en la que han dado en llamar a “El gobierno del presidente de la República… bla bla bla” ¿cuál presidente? ¿el actual, o uno anterior? ¿el usurpador o el legítimo? ¿El que cree que pudo llegar y no llegó o el que a fuerza se sentó haiga sido como haiga sido? Tome usted su propia decisión. Póngale nombre y apellido, que la opción la dejan abierta. Esto es solo un botón de muestra, ya que ejemplos sobran, solo por mencionar alguno usaría el de los laboratorios Novartis y el Seguro Social, o el de cómo Televisa emprendió campaña contra grupo Reforma, que, esté bien o esté mal, ahora sí que la zorra no se ve la cola, ya que si alguien promueve publicidad que lesiona la imagen de las mujeres, es Televisa. Exentos nadie están.

Este año fue definitorio para que la información fluyera por las vías de las redes sociales. Este dato es importante y da cuenta de la necesidad de contar con medios de comunicación solidarios que permitan a ciudadanos y ciudadanas apoyarse y ejercer el poder de la información. Twitter, Facebook, mensajerías instantáneas varias sirven para que nos alertemos unos a otros, y definitivamente se han consolidado como la alternativa para saber qué ocurre, qué está pasando y mediante la confirmación de los datos, poder tomar decisiones. Bloqueos, balaceras y atentados han sido conocidos antes por estas vías que a través de la prensa oficial (ista).

En teoría, la sociedad civil se está organizando. Ojalá que esto fuera cierto. A un año de que inicie el año de Hidalgo, es mas que necesario que las decisiones de la población se vayan perfilando. Un sexenio más bajo este régimen, ¿será tolerado por el pueblo mexicano? Mucha gente opina: “pues este año ya se fue, a ver el otro que nos trae…” yo digo: ojalá que nos traiga un aguacero en venganza, y que cuando escampe, parezca nuestra esperanza..., que no nos caiga de nuevo la maldición de un sexenio empeñado en combatir lo que sea a como sea y caiga quien caiga, y nosotros lo permitamos. Necesitamos mas iniciativas de movimientos civiles que poco a poco ayuden a la concientización del pueblo

En fin, digámosle adiós a este mágico 2010 y pongamos a germinar las semillas de la esperanza, para que el próximo año y los subsiguientes, la población mexicana siga organizándose y cada día menos permita que se pisen sus derechos, se tomen decisiones arbitrariamente y sigamos construyendo la utopía.